Hasiera / Bloga


Pastas de calabaza. Receta de otoño

25 de October 2017 en
4

Unas pastas parecidas a las clásicas de té, pero con un sabor un poco diferente y adictivo. Esta receta es ideal para preparar ahora, en plena temporada de calabaza. ¡Seguro que os encantan!


IMG_4916

Aunque se ha hecho de rogar, por fin tenemos aquí el otoño. No es que sea una época que me guste especialmente, pero tiene sus cosas buenas: setas, un colorido precioso en los bosques…¡y calabaza! Me encanta la calabaza, la utilizo en un montón de recetas, tanto dulces como saladas. ¿La habéis probado en recetas dulces? Pues no sé a qué estáis esperando, porque aporta una jugosidad y un sabor delicioso.

Para que os animéis a probar, os voy a enseñar a preparar unas pastas buenísimas con las que quedar de lujo con vuestros invitados o simplemente para desayunar el fin de semana y que en casa os hagan la ola. Y os aseguro que a los peques de la casa también les van a encantar.

IMG_4932

No os perdáis la parte de “Notas” del final, pues os doy ideas para variarlas y además cómo hacerlas para darles un toque “terrorífico” por si las queréis preparar para Halloween.

 

PASTAS DE CALABAZA

Ingredientes

  • 140 g. de mantequilla blanda (a temperatura ambiente)
  • 150 g. de azúcar glas
  • 120 g. de puré de calabaza
  • 200 g. de harina
  • 100 g. de maizena
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/2 de levadura en polvo

Preparación

1.- Precalentamos el horno a 160ºC.

2.- Tamizamos la harina junto con la maizena y la levadura. Reservamos.

3.- Batimos la mantequilla junto con el azúcar glas hasta formar una crema blanquecina. Sin dejar de batir, vamos añadiendo el puré de calabaza. Si veis que coge un aspecto como que se hubiera cortado la mezcla, no os preocupéis, al añadir la harina se arregla.

4.- Añadimos la mezcla de la harina, la canela y el jengibre y batimos hasta lograr una mezcla homogénea.

5.- Pasamos la mezcla a una manga pastelera con una boquilla redonda ancha (podéis usar cualquier otra). Sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal, vamos depositando “líneas” de masa.

6.- Horneamos durante 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

IMG_4930

Notas:

  • el puré de calabaza lo podéis comprar hecho o hacerlo vosotras a vuestra manera. Yo, cuando lo quiero usar para postres, no me complico y lo preparo en el microondas: troceo la calabaza y la meto en el microondas durante unos minutos hasta que esté blanda (hay que ir comprobando pinchando con un tenedor). Una vez lista, la aplastamos sobre un colador para que pierda agua, la trituramos y ya tenemos el puré.
  • usé una boquilla redonda de boca ancha para hacer los “palitos”, pero le podéis dar la forma que queráis. O si usáis diferentes boquillas, podéis darles texturas o formar distintas, como por ejemplo aquí.
  • la combinación calabaza-chocolate funciona muy bien. Podéis añadir trocitos a la masa o, una vez que ya tengáis las pastas hechas, derretir un poco de chocolate y bañarlas.
  • la cantidad y variedad de especias que utilicéis depende de vuestros gustos.
  • podéis sustituir la calabaza por zanahoria. ¡El resultado es igual de bueno!
  • si lo que estáis buscando es una receta para Halloween, podéis preparar estas mismas pastas pero con un pequeño cambio: a la hora de darles la forma, hacerlas un poco más estrechas y en uno de los extremos incrustar una almendra, con la parte puntiaguda hacia fuera. ¡Así parecerán dedos de bruja! Para que entendáis a lo que me refiero: aquí.

IMG_4915

Animaos a prepararlas, que ya sólo por el olor que dejan por toda la casa merece la pena prepararlas! 😉 Y ya sabéis, si queréis más recetas, pasaos por mi blog Ni Blanco Ni en Botella y encontraréis inspiración.

¡Antes de que se me olvide! El próximo 3 de noviembre os espero con el próximo taller, esta vez para adultos y dedicado a los patés veganos. Aprenderéis recetas sorprendentes.

COMPARTE EN RRSS