Hasiera / Bloga


4 PROPUESTAS DE HELADOS FRESQUITOS Y FÁCILES | IRATXE AYALA

15 de July 2020 en
recetas_helados

¡Por fin estamos en verano! (aunque en Vitoria a veces no lo parezca…) Y si os pregunto qué es lo que se os viene a la cabeza al oír “verano”, seguro que las respuestas serán: sol, playa, vacaciones…¡y helado!

Efectivamente, aunque los helados se puedan disfrutar durante todo el año, es ahora cuando más los consumimos. Pero muy poca gente se anima a hacerlos en casa, tal vez porque piensa que hace falta tener una heladera o que el proceso es complejo. Pues nada más lejos de la realidad: hacer helados caseros es muy fácil. Además son mucho más saludables que los comerciales.

Por eso, este mes os enseñamos 4 recetas de helado que podéis hacer en casa sin complicaciones. Además, os sirven de base para preparar otros helados.

1. Helado de plátano

Este helado de plátano se prepara usando eso: plátano. ¡Sólo plátano! Aunque os parezca increíble, tenéis que probarlo, porque queda buenísimo, con textura cremosa y es perfecto para aprovechar los plátanos “pochos”. Y no sólo eso, esta receta os sirve como base para preparar otros helados, combinado sabores.

Ingredientes:

  • 2 plátanos maduros

Preparación:

1.- Pelamos los plátanos y les quitamos los “hilillos”.

2.- Los cortamos en rodajas y las ponemos en una bolsa de congelar o en un tupper.

3.- Llevamos al congelador durante al menos 2 horas.

4.- Colocamos las rodajas congeladas en una procesadora de alimentos o picadora. Lo batimos a máxima potencia. Al principio adquirirá una textura extraña, como de migas de pan. Pero si seguís batiendo empezará a coger una textura cremosa, hasta que parezca de verdad un helado de esos cremosos.

IMG_8974

Consejos

  • Hay que prepararlo justo para consumir. No se recomienda volver a congelar, porque entonces cristalizaría y ya no sería tan cremoso.
  • Se puede combinar con otras frutas también congeladas: frutos rojos, melocotón, etc. Aunque no queda igual, ya que tienen más agua y al batirlas quedan más granizado, no tan cremosas.
  • A partir de esta base podéis hacer un montón de combinaciones y sabores: añadir cacao en polvo, mantequilla de cacahuete, chips de chocolate, otras frutas…
  • Cuanto más maduros estén los plátanos mejor, pues tendrán más sabor y será más dulce el helado. Esta receta es perfecta para aprovechar los plátanos pochos.

2. Helado de galletas Oreo

Hacer helado de estas galletas tan conocidas es muy fácil, y el resultado gusta tanto a peques como a mayores.

Ingredientes:

  • 1 l. de batido de chocolate (también puede ser leche de soja con cacao)
  • 200 ml. de nata (también nata de soja)
  • 4 cucharadas de sirope de agave o miel
  • 14 galletas oreo (un paquete pequeño)

 Preparación:

1.- Mezclamos en un bol el batido, la nata y el sirope de agave. Removemos bien.

2.- Reservamos 4 galletas oreo y el resto las trituramos. Podéis hacer trozos más o menos grandes, según si os apetece que el helado tenga más o menos tropezones.

3.- Añadimos las galletas trituradas al bol, mezclamos y pasamos a un recipiente apto para el congelador. Puede ser un tupper grande o, como en mi caso, un molde para bizcochos. Tapamos con film transparente y metemos al congelador durante al menos 7-8 horas.

4.- Durante las 2-3 primeras horas hay que sacarlo cada 30 minutos y remover, porque de lo contrario se nos formarán cristales de hielo y en lugar de helado tendrá textura de polo.

5.- La última vez que vayamos a mezclar, troceamos las 4 galletas que teníamos reservadas y las repartimos por la superficie.

6.- Sacar del congelador 10 minutos antes de consumir para que coja la consistencia de helado.

IMG_4696

3. Polos de Oreo

Otra idea con las famosas galletas, totalmente diferente a la propuesta anterior.

Ingredientes:

  • 1 lata de leche de coco (400 ml)
  • 8 galletas tipo oreo
  • 1 cucharada de sirope de arce (o miel, o azúcar o el edulcorante que utilicéis)

Preparación:

1.- Agitamos bien la lata de leche de coco para que se mezcle bien (se suele separar en dos fases). La vertemos en un bol.

2.- Añadimos el sirope de arce o lo que vayáis a usar para endulzar y mezclamos con ayuda de una espátula o cuchara.

3.- Trituramos las galletas. Lo podemos hacer con la picadora o las metemos en una bolsa de plástico y las aplastamos con un rodillo.

4.- Echamos las galletas en la leche de coco y mezclamos bien.

5.- Llenamos los moldes de polo con la mezcla.

6.- Llevamos al congelador mínimo 4 horas para que se congelen bien.

IMG_8877

4.Helado de crema de galletas Lotus

Si no conocéis las galletas Lotus (también conocidas como speculoos), ya estáis tardando. Y si ya las conocéis y os encantan, tengo una buena noticia y una mala. La buena: ¡que hay una crema para untar de estas galletas! La mala: que está buenísima y es un vicio. Pero con esa crema podemos hacer un helado buenísimo.

Ingredientes:

  • 3 yogures de naturales (pueden ser vegetales)
  • 125 ml de leche o nata (puede ser vegetal)
  • 200 g de crema de galletas Lotus (la hay suave y crunchy)

Preparación:

1.- Mezclamos todos los ingredientes con la batidora hasta que se integren bien.

2.- Pasamos la mezcla a un molde o tupper que podamos meter en el congelador. Tapamos con film transparente y metemos al congelador.

3.- Para que no se formen cristales de hielo y quede un helado más cremoso, durante las 2 primeras horas tenemos que sacar el helado del congelador y batir un poco la mezcla cada 30 minutos. Dejamos un mínimo de 4 horas.

4.- Para servir, sacar 10 minutos antes del congelador.

IMG_2414

Como veis, no resulta nada difícil hacer nuestros propios helados; son más saludables que los comerciales y, además, así sabemos lo que estamos comiendo. Ya sabéis que en el Boulevard tenéis el Hiper de Eroski para comprar todo lo que necesitéis, y, ya de paso, os dais una vuelta por las rebajas 😉

Iratxe Ayala 

COMPARTE EN RRSS

TAGS