Inicio / Blog


Taller especial Día del Padre y receta de gelatina de cerveza

22 de marzo 2017 en
IMG_8347

El viernes 17 tuvo lugar el primero de los talleres gastronómicos de este año. En este caso fue especial para el Día del Padre, en el que elaboramos 4 recetas con la cerveza como ingrediente estrella. Dos recetas saladas y dos dulces que gustaron y mucho a los asistentes. Sí, sí, habéis leído bien: dos de las recetas fueron dulces. ¡Si es que la cerveza da para mucho!

Aquí podéis ver el taller, en plena acción preparando una de las recetas. Lo mejor de todo, es que al final toca comerse todo lo que se hace, así que, ¿a qué estáis esperando para apuntaros al próximo taller? 😉

IMG_20170318_174821

Para que no os quedéis con ganas, os voy a enseñar a preparar una de esas recetas que hicimos. Creo que fue la que más sorprendió a todo el mundo, por lo original que es y porque es perfecta para sorprender o para gastar una broma. Se trata de una gelatina de cerveza y como veis en la foto parece una auténtica cerveza, una caña recién tirada con su espumita y todo.

IMG_8347

De verdad que no os engaño y lo de la foto no es una cerveza, sino la gelatina de la que os voy a dar la receta. Todo el mundo le sacaba fotos y la miraba y remiraba para terminar de creérselo. La llevé también a una comida familiar y se quedaron realmente alucinados de lo real que parece. Y no sólo eso, ¡¡es que además está buenísima!!

Eso sí, al llevar cerveza y no estar cocinada, tiene alcohol, por lo que no la pueden comer los niños. Pero luego en la parte de “Notas”, después de la receta, os enseño cómo prepararla con gelatina de limón o de naranja, para que de aspecto dé el pego igual pero los niños puedan disfrutarla.

IMG_8355

GELATINA DE CERVEZA

 

Ingredientes

  • 1 lata de cerveza
  • 100 ml. de refresco de limón
  • un chorrito de agua
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 4 hojas de gelatina

Preparación

1.- Ponemos a remojo en agua fría las hojas de gelatina.

2.- En un cazo vertemos el refresco de limón y un chorrito de agua. Añadimos también el azúcar y ponemos a fuego medio. Removemos de vez en cuando para que el azúcar se disuelva correctamente.

3.- Cuando rompa a hervir retiramos del fuego. Escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos al cazo, removiendo para que se deshagan completamente y no queden grumos.

4.- Despacito para que no saque mucha espuma echamos la cerveza a nuestra mezcla. Revolvemos bien.

5.- Vertemos la mezcla en una jarra de cerveza o en vasos y reservamos una parte del líquido (una quinta parte o algo menos). Dejamos que temple un poco y metemos en la nevera para que cuaje.

6.- Cuando esté cuajando, cogemos la parte que habíamos reservado. Con ayuda de unas varillas (manuales o de batidora) batimos enérgicamente hasta lograr una espuma blanca.

7.- Repartimos esta espuma encima de la gelatina de los vasos o jarra y dejamos en la nevera para que termine de cuajar.

 IMG_8327

Notas

  • tienen que pasar un par de horas aproximadamente para poder hacer lo de la espuma. La gelatina tiene que estar ya fría pero sin cuajar.
  • se puede hacer con cerveza sin alcohol sin problemas.
  • otra opción, para que la puedan tomar también los niños, es usar gelatina de limón o de naranja, de la que venden en sobres. En ese caso es simplemente preparar la gelatina siguiendo las instrucciones del fabricante y para hacer lo de la espuma es como os he explicado, reservando una parte del líquido y batiendo para hacer la espuma.
  • aguanta perfectamente varios días, incluso la espuma.

 

¿Sorprendidos?  Tenéis que probar a hacerla, que os aseguro que vais a triunfar. Ya sabéis, estad atentos a las fechas de los próximos talleres, que aprenderemos recetas buenísimas y originales. Y si tenéis cualquier duda, preguntad que estaré encantada de contestar :)

¡Hasta la próxima receta!

Iratxe

COMPARTE EN RRSS

TAGS