Inicio / Blog


LECHE FRITA SIN LÁCTEOS AL HORNO | IRATXE AYALA

24 de marzo 2021 en
IMG_8549

Ya tenemos aquí encima las vacaciones de Semana Santa, una época llena de recetas tradicionales, sobre todo dulces. Aunque las reinas indiscutibles son las torrijas, la leche frita no se queda atrás. Pero en el post de este mes no nos queríamos limitar a daros la receta de leche frita, sino que nuestra intención es daros una versión más saludable y sin lácteos, para que más gente la pueda disfrutar.

Vale, sí, el nombre de la receta tiene 2 contradicciones. ¿Leche y sin lácteos? Bueno, es que hemos usado bebida de soja en lugar de leche. ¿Frita y al horno? En lugar de freírla como en la receta tradicional, la hemos hecho al horno, lo que hace que quede más ligera. Así tenemos una versión más ligera que la tradicional, y apta para alérgicos a los lácteos o intolerantes a la lactosa.

Ingredientes 

  • 400 ml. de bebida de soja
  • 35 g. de maicena
  • 80 g. de panela (o azúcar)
  • cáscara de medio limón
  • 1 rama de canela

Para rebozar:

  • 1 huevo
  • harina
  • azúcar
  • canela

Preparación

1.- Ponemos en un cazo 300 ml. de bebida de soja, la panela, la rama de canela y la cáscara de medio limón. Llevamos a ebullición y retiramos del fuego.

2.- Tapamos el cazo y dejamos infusionar 15 minutos. Esto hará que tome mucho sabor.

3.- Disolvemos la maicena en los 100 ml. de bebida que habíamos reservado. Batimos enérgicamente para que se disuelva bien.

4.- Colamos la bebida que hemos infusionado y la pasamos otra vez a un cazo. Añadimos la bebida con la maicena disuelta y ponemos el cazo a fuego bajo.

5.- Aquí viene la parte importante para que cuaje bien. Si lo ponemos a fuego fuerte, espesará demasiado rápido y quedará con sabor a maicena. Es mejor poner a fuego bajo y remover continuamente, para que no se pegue y para que espese bien. Tardará unos 20 minutos.

6.- Vertemos nuestra leche ya espesa en un molde rectangular, alisamos la superficie y cubrimos con film transparente en contacto con la superficie, para que no le salga costra mientras se enfría. Metemos a la nevera por lo menos 4 horas.

7.- Cortamos la leche ya endurecida en rectángulos o cuadrados y los pasamos por harina y huevo batido.

8.- Vamos colocando los trozos ya «rebozados» sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

9.- Con el horno a 200ºC y con el grill (o sólo con la parte de arriba), horneamos durante 10 minutos, les damos la vuelta y otros 10 minutos para que se doren por el otro lado.

10.- Una vez fría, espolvoreamos con un poco de azúcar y canela al gusto.

Notas:

  • Si rebozáis la leche con harina de arroz o con maicena, la receta también será sin gluten.
  • Podéis sustituir la bebida de soja por cualquier otra bebida vegetal. O por leche normal, si no tenéis problemas de intolerancias.
  • Si preferís la versión tradicional, una vez rebozadas con la harina y el huevo, las freís en abundante aceite hasta que se doren bien y luego escurrís el exceso de aceite en papel de cocina.

Ya veis que no es tan difícil adaptar una receta tradicional para hacerla más saludable o apta para algunas intolerancias o alergias. Os aseguro que esta versión de leche frita al horno no tiene nada que envidiar a la típica. Animaos a probar y me contáis qué tal el resultado.

Como os digo siempre, todos los ingredientes necesarios para preparar esta receta los podéis encontrar en el hipermercado Eroski de El Boulevard. Aprovechad a preparar cositas ricas en familia estas vacaciones, ya que poco podemos viajar. ¡Y no os perdáis los vídeo talleres de este año!

 

COMPARTE EN RRSS