Inicio / Blog


Consejos y beneficios de la práctica de yoga | Iratxe Ayala

24 de octubre 2018 en
yoga cabecera

Cada vez más gente se anima a practicar yoga, en los últimos años se ha puesto de moda esta disciplina y no es de extrañar, ya que nos ofrece muchos beneficios. En el artículo de este mes os vamos a explicar cuáles son esos beneficios y os vamos a dar unos cuantos consejos por si os animáis a empezar con el yoga.

Hay que decir que alrededor de esta práctica hay bastantes mitos e ideas preconcebidas, provocadas por el desconocimiento. Generalmente pensamos que el yoga consiste en meditar y mantener algunas posturas raras, por lo que nos parece aburrido y muy “quieto”. Yo misma lo pensaba, hasta que hace un año empecé a practicarlo en casa. Soy una persona muy movida y nerviosa, así que creía que el yoga no era para mí porque me iba a aburrir mucho. Pero empecé a probar en casa con vídeos de Internet y la verdad es que me gustó y enseguida empecé a notar los beneficios.

El yoga no es uno solo, sino que dentro de él hay varias modalidades. Algunas más enfocadas a la meditación y a la paz interior, otras más dinámicas y que requieren más fuerza y control del cuerpo, otras más acrobáticas… Consiste en encontrar la que más se adapta a nuestras necesidades y capacidades. Pero cualquiera de ellas nos va a reportar grandes beneficios.

Tipos de yoga

A pesar que todos los tipos de yoga tienen el mismo objetivo, se divide en ramas que fortalecen distintas zonas del cuerpo trabajando de igual manera la concentración y meditación. El tipo de yoga a practicar dependerá de la personalidad de la persona y objetivos personales y físicos, dependiendo cuáles zonas del cuerpo se desea fortalecer, ganar flexibilidad o musculatura.

Como hay tantísimas variedades y no es plan de que el artículo sea infinito, os dejamos a continuación los tipos más conocidos o que más podéis oír. Por si tenéis curiosidad, en este artículo tenéis todos los tipos que hay.

  • Bikram yoga: también conocido como yoga caliente, se caracteriza por realizarse en una sala climatizada de 35 a 41 ºC; se basa en realizar 26 posiciones, dos veces cada una durante un tiempo específico.

  • Hatha yoga: siendo uno de los más populares en occidente, se caracteriza por usar el cuerpo como herramienta para la autoexploración con el objetivo de purificar el cuerpo y mente. Se caracteriza por movimientos suaves y el trabajo postural centrado en la respiración, relajación y meditación; es ideal para comenzar el yoga y suele recomendarse para aquellos que buscan conciliar un buen estado físico y salud.

  • Kundalini yoga: busca abrir y equilibrar los chakras para prevenir y sanar dolencias físicas y emocionales a través de la práctica de posturas que combinan la respiración, ejercicios de pranayama y cierres energéticos. Se caracteriza por ser un estilo de yoga espiritual y devocional, involucrando a menudo cantos, mantras, velas e incienso.

  • Ashtanga o vinyasa yoga: es una forma de yoga dinámico, diferenciándose del hatha yoga por la práctica del vinyasa, un sistema de movimientos y respiración sincronizados.

yoga2

Beneficios del yoga

Beneficios físicos

  • Fortaleza: las asanas (posturas) tonifican cada parte del cuerpo.

  • Resistencia: la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo.

  • Flexibilidad: al mantener las posturas y practicar estiramientos, se logra aumentar la flexibilidad.

  • Postura: mientras el tono y la flexibilidad se equilibran, conseguimos una postura corporal más adecuada.

  • Energía: la mejora del funcionamiento glandular y la relajación profunda dejan a uno fresco y calmado.

  • Equilibrio: muchas posturas requieren un buen equilibrio, por lo que con la práctica iremos aumentando nuestro equilibrio y nuestro control corporal.

  • Mejora de la circulación sanguínea.

Es una actividad muy recomendada para todo el mundo, también para los deportistas de otras disciplinas, ya que ayuda a equilibrar y fortalecer el cuerpo, ayudando así a prevenir lesiones.

Beneficios mentales

  • Concentración: la penetración de las posturas de yoga profundiza y extiende la concentración, la memoria y la atención.

  • Estabilidad emocional: el contacto con el yo interno nos da perspectiva sobre la vida y aísla la mente de las alteraciones.

  • Paz: tranquilidad en la mente, tolerancia en la mente y la absorción en el yo interno genera un estado permanente de paz y tranquilidad.

  • Autoreconocimiento: desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración.

En consecuencia, ayuda a reducir el nivel de estrés y mejora el descanso, ya que nos permite conciliar mejor el sueño.

yoga3

Consejos para practicar yoga

Una de las ventajas de practicar yoga es que no necesitamos prácticamente material: una esterilla con superficie anti-deslizante, una manta para cubrirnos durante la relajación final y ropa cómoda. Al principio necesitaremos también un buen intructor que nos dirija, ya que si hacemos mal algunas posturas podemos hacernos daño. Una vez que hayamos aprendido a ejecutar correctamente las posturas, podremos practicarlo en casa siguiendo alguno de los muchos vídeos que hay en la red.

No quieras ir deprisa. El yoga no es una carrera de 100 m lisos, más bien se parece a la preparación de una carrera de fondo, hay que tener paciencia e ir poco a poco, conocer nuestro cuerpo y su respuesta a cada postura o secuencia tiene un proceso y unos tiempos que debemos respetar. En internet veréis fotos de posturas imposibles, pero llegar a ese control del cuerpo requiere de mucho entrenamiento y paciencia.

No pienses que si no eres flexible no puedes hacer yoga. La flexibilidad y la fuerza se ganan con el tiempo y dependen en parte de cada uno, no intentes ir más allá de lo que tu cuerpo te permite de forma brusca. El yoga debe ayudarte a que conozcas tu cuerpo, sus limitaciones y como ir más allá, pero siempre de forma paulatina.

Centra tu mente y tu atención en la respiración. Esto suena difícil, pero poco a poco lo irás logrando y te será más fácil tener la concentración necesaria para realizar correctamente cada postura. Perder la concentración muy rápido o no conseguir desconectar la mente es algo normal al principio. Al igual que la elasticidad o la fuerza, la concentración debemos entrenarla y el camino para ello es la respiración.

Utiliza la respiración como medio para concentrarte y evadirte de los pensamientos. Respira sólo por la nariz acostumbrándote a hacerlo pausadamente y acompañando los movimientos con la exhalación o la inhalación según lo pida cada postura o asana.

Disfruta de la relajación final. El momento de relajación al final de la práctica o clase de yoga es fundamental para completar la toma de conciencia de nuestro cuerpo y necesario para reconocer cómo han influido las secuencias y posturas en él. Aunque parezca mentira, esta es la parte más difícil de toda la práctica, ya que supone que tenemos que ser capaces de alejar la mente de cualquier otra cosa y centrarnos únicamente en nuestras sensaciones.

Ahora ya sólo os falta animaros a practicar yoga y disfrutar de todas las ventajas que os va a aportar, tanto a nivel físico como mental. ¡No os vais a arrepentir de probarlo! Si os animáis, ya sabéis que en El Boulevard podéis equiparos totalmente para el yoga. Tanto en Décimas como en Forum Sport encontraréis todo lo necesario.

COMPARTE EN RRSS

TAGS