Inicio / Blog


Claves para combatir el sedentarismo | Iratxe Ayala

4 de abril 2018 en

La tecnología y la comodidad de la vida moderna han hecho que nuestra vida sea más sencilla, pero también nos ha convertido en personas sedentarias. Según la Organización Mundial de la Salud, cuando no cumplimos con una meta de 30 minutos diarios de actividad física estamos llevando una vida sedentaria. Lo preocupante del tema es que un poco más del 60 % de la población mundial, se encuentra dentro de este rango de sedentarismo. Esto no sólo influye en el aumento de peso, sino que tiene otra serie de consecuencias para nuestra salud: perdemos flexibilidad, los músculos y los huesos se atrofian, aumenta el colesterol, la diabetes y la ansiedad. Así que está más que claro que hay que hacer algo para combatir el sedentarismo. Pero, ¿cómo?

Evidentemente la mejor forma es con la práctica de actividad física, pero no siempre podemos ir al gimnasio o sacar tiempo para hacer deporte. Surge entonces una pregunta: para evitar el sedentarismo ¿es necesario practicar algún deporte? No necesariamente. Aunque la práctica de una disciplina deportiva es la mejor forma de combatir el sedentarismo, no es la única forma de lograrlo. En la entrada de hoy vamos a ver algunas recomendaciones sobre cómo evitarlo, reseñando las actividades más adecuadas y fáciles de llevar a la práctica para evitar el sedentarismo.

 

Recomendaciones para evitarlo

Se dice que con 30 minutos al día de ejercicio es el mínimo recomendado para evitar el sedentarismo. Si practicas algún deporte este tiempo está más que asegurado, pero ¿cómo hago para llevar una vida más activa si no practico ningún deporte?

Lo más recomendable, sin duda, es comenzar a practicar algún deporte. Pero si llevas muchos años sin hacerlo, la verdad es que es complicado empezar y es necesario llevar una progresión inicial, no empezar de golpe. O a lo mejor en tu caso el problema es la falta de tiempo y el ritmo de vida tan estresante que llevamos hoy en día.

Si os encontráis en esa situación, echad un ojo a los siguientes consejos. Y en el caso de que ya practiquéis algún tipo de ejercicio pero queráis aumentar el nivel de actividad en vuestra vida, también os interesan.

Consejos

1. Si en tu casa o en tu lugar de trabajo debes usar un ascensor, considera utilizar las escaleras. No te va a llevar mucho más tiempo y así estarás acumulando minutos de actividad física. Además es un ejercicio estupendo para las piernas y para tener un culo más firme.

2. Si no puedes ir al trabajo en bici o andando (cualquier de estos dos casos sería el ideal) y tienes que coger sí o sí el coche, intenta aparcar un poco más lejos de lo normal. De esta manera te obligarás a caminar un poco tanto a la ida como a la vuelta.

3. Si tu trabajo es de oficina y te implica pasar horas sentado, tómate en serio las pausas activas: ponte una alarma cada hora. Levántate de tu silla y da un paseo por la oficina o por el edificio. Si el paseo involucra subir y bajar escaleras, mejor. Cuatro o cinco pausas durante el día te aportarán fácilmente los 30 minutos mínimos que necesitas.

4. No sé si habrás notado que cuando recibes una llamada en el móvil, continúas sentado en tu silla, pero realmente dejas de producir. Es el momento ideal para dar un paseo por la oficina mientras atiendes el teléfono.

5. Si acostumbras a tomar café, agua u otra bebida a lo largo del día, utiliza un vaso pequeño. Esto te obligará a levantarte muchas más veces para rellenarlo.

6. Si debes comunicarle algo a algún compañero dentro de la misma oficina, o dentro del mismo edificio, en lugar de enviar un mensaje de WhatsApp o un e-mail, ve a verlo en persona. Además de moverte, estarás también aprovechando para socializar. Esto puede parecer una tontería, pero últimamente se está perdiendo.

7. Si tienes perro, es la excusa perfecta para salir a pasear. Pero se trata de salir y estar todo el tiempo andando o activo, no quedarse quieto mientras miramos cómo corre y salta el perro.

8. Ahora gracias a internet es muy fácil hacer la compra desde el sofá de casa. No vamos a negar que esto es muy práctico, pero es preferible hacer las compras “físicamente”. De tienda en tienda vamos a andando. Mientras buscamos la ropa o los productos del súper, también, además luego llevamos las bolsas. Una tarde de compras puede suponer muchos minutos activos.

10-consejos-sobre-que-comer-para-estar-sanos-por-fuera-y-por-dentro


Y ahora, ¿qué? 
Todo esto está muy bien para “quitar el óxido” a la máquina, pero no puedes estar satisfecho solo con eso. Una vez hayamos acostumbrado el cuerpo a estar activo, hay que empezar a darle un poco más de “caña”. En una segunda etapa está bien que empieces a practicar algunos ejercicios para evitar el sedentarismo. No se trata de que te inscribas en un gimnasio o que te matricules en un equipo deportivo. Puedes empezar a hacer algo de ejercicio sencillo por tu cuenta, como empezar a correr o a realizar ejercicios de tonificación en casa.

bush_hiking1

Hoy en día, gracias a Internet se pueden encontrar un montón de ideas, de planes de entrenamiento, de vídeos para distintos niveles… aunque siempre es mejor que te supervise un profesional para corregirte y evitar lesiones. De todas formas, si nos sigues leyendo en los próximos posts, te iremos dando más consejos para llevar una vida más saludable y ponerte en forma.

COMPARTE EN RRSS